+34 950 459 223 +34 950 459 223

Soluciones para movimientos verticales de soleras de hormigón

Los movimientos verticales de las soleras de hormigón pueden estar propiciados por una nivelación irregular del encachado de grava sobre el que se apoya la misma ya que implica la coacción del movimiento de la solera sumado a la pérdida de apoyo localizada en la base.

La falta de apoyo de la base da lugar a asientos diferenciales entre sectores contiguos  que se manifiestan más claramente con el paso de vehículos por el desnivel existente  entre los bordes de las juntas de losas adyacentes. Estos movimientos verticales provocan roturas en las juntas.

Para solucionar esta patología  del hormigón hasta ahora solo contábamos con el método de inyección. Este método consiste en realizar una serie de perforaciones a un lado y otro de la junta, como si de una costura se tratase, y bombear hormigón a la base de la losa. Cuenta con un principal inconveniente, no podemos ver si estamos rellenando toda la zona de desnivel y, si además, el problema fundamental tiene que ver con el tipo de terreno sobre el que está asentada la solera, tarde o temprano tendremos que volver a inyectar.

En nuestro continuo I+D hemos descubierto un sistema de tacos cilíndricos del ancho de las losas de hormigón que sufre los movimientos verticales. Estos tacos están partidos por la mitad y poseen un mecanismo interior que cuenta con un émbolo cónico que puede ser ajustado mediante una llave dinamométrica de manera que introduciéndolos en unas perforaciones realizadas en la cruceta de las losas conseguimos fijar una placa con otra independientemente de los problemas de la base en que se sustentan las losas.

Este método se puede combinar con la inyección en los casos en los que el desnivel es ya muy importante y previamente necesitemos igualar la altura de las losas.

Os mostramos un ejemplo de la aplicación de este sistema:

movimientos verticales de soleras de hormigón